El avance de la tecnología y facilidad de acceso a Internet está impulsando el desarrollo de nuevas formas de comunicación y publicidad de información en la red. Las formas tradicionales han sido sustituidas por elementos dinámicos de creación y actualización de contenidos enfocados a grupos de interés en temas diversos. La presentación final de esto es lo que se denomina Web 2.0 y su mayor aplicación son las redes sociales. De manera paralela, se desarrollan los sistemas operativos de red que dan el soporte de comunicación a los servicios de Internet actuales, la supremacía de Microsoft con sus diversas versiones de Windows, está amenazada por una diversidad de soluciones basadas en Linux y Mac OS. Cada sistema operativo ofrece la posibilidad de administrar la gran cantidad de aplicaciones Web existentes; sin embargo, algunos de ellos podrían ofrecer ventajas con respecto a la familiaridad, desempeño, facilidad de administración y operatividad, situaciones que deben ser valoradas antes de implementar y ofrecer un servicio basado en Internet.