Profundizar en el conocimientos sobre la ética  y responsabilidad social,  así como, de lo concerniente al   comportamiento humano  en las organizaciones, a partir de la congruencia entre su deber y quehacer profesional con base en las normas deontológicas que rigen su profesión y fundamentan sus valores.